Energía eólica. Una energía limpia no tan limpia.

 

España ocupa el cuarto puesto del ranking mundial en potencia de energía eólica instalada, con un potencial de 19.500 MW en 2010 y es este país uno de los desarrolladores de las llamadas “energías limpias” aunque ninguna lo es al 100%

¿Por qué digo esto? Bueno pues es de todos sabido que la energía eólica genera una serie de impactos, ya no solo sobre el paisaje, donde genera una marca visual nada desdeñable, si no también genera impactos sobre la fauna y la flora, donde el primero está resultando facilmente cuantificables por diversos estudios de las superficies eólicas afectadas.

 

 

Diversos estudios estiman que los alrededor 18.000 aerogeneradores que hay en España podrían estar causando una mortalidad anual de aves y murciélagos comprendida entre los 6 y 18 millones de aves y murciélagos al año. Por tanto realizando una división muy sencilla y utilizando las cifras más conservadoras obtenemos que cada aerogenerador sesga la vida de casi un ave diariamente (6.000.000/18.000 = 333,33/365 = 0,91) Quizá esta cifra la podemos considerar excesiva o alarmante si bien hay que considerar que teniendo en cuenta que estos recuentos se hacen basándose en el número de cadaveres de aves recogidos en los parques eólicos hay que valorar también que es factible que incluso sea mayor debido a que no siempre se puede censar el cadaver de un ave impactada a tiempo ya que puede ser eliminado rapidamente por carroñeros y carnívoros oportunistas.

 

 

Los grupos de aves más afectados son las rapaces de gran porte, especialmente el buitre leonado (Gyps fulvus), el águila culebrera y el águila calzada y el cernícalo vulgar y primilla, los alaúdidos (alondras) y otras aves de buen porte (géneros Ciconia y Grus) y casi cualquier especie que situe su habitat en zonas abiertas o campos de cultivo donde se suelen instalar estos aerogeneradores.

 

¿Medidas a tomar?

 

Bueno, la verdad es que no es todo malo ya que año tras año se están tomando diversas medidas para minimizar el impacto de los aerogeneradores sobre las poblaciones avícolas, si bien es cierto que estas medidas no se están realizando homogeneamentea nivel nacional. Medidas como la implantación de vigilantes y radares para anticipar parones temporales al presenciar bandadas de aves o para anticiparse a los flujos migratorios si bien estas medidas no son viables en determinadas zonas debido al mayor trasiego de aves impediría el funcionamiento del aerogenerador siendo este inviable por razones económicas. Con todo la mejor manera de evitar o disminuir estas colisiones es prevenirlas mediante estudios consistentes y realizar seguimientos adecuados de las aves muertas por colisión. La mejor forma de evitar estas es estudiar las causas en las que se dan para diseñar medidas que combatan de manera eficaz, ya que aunque España sea lider en el uso de energías “limpias” también lo es biodiversidad.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: