Ficha Procambarus fallax f. virginalis

Nombre científico: Procambarus fallax (Hagen, 1870)

Nombre común: “Marmorkreb”

Clasificación:

Reino: Animalia.
Filum: Arthropoda.
Clase: Malacostraca.
Orden: Decapoda.
Familia: Cambaridae.
SubFamilia: Cambarinae.

Distribución:
Originarios de América del Norte. Actualmente se pueden encontrar ejemplares en Europa (Italia, Paises Bajos, Inglaterra y Alemania), así como en Japón y Madagascar fruto de introducciones accidentales.

 

Autor: guela

 

Biotopo:
Habitan diversos cursos de agua dulce (ríos, arrollos, acequias, balsas, embalses,, lagos etc) pero por lo general prefiere zonas de aguas tranquilas de lechos fangosos  con abundante vegetación.

Morfología:

Tipica forma de cangrejo de río, de tamaño mediano cercano a los 8 cm. Presenta una tonalidad  gris parduzca (marmol) aunque algunos ejemplares presentan coloraciones más rojizas o incluso azuladas en la zona de las quelas (pinzas).

Dimorfismo sexual:
La forma virginalis del Procambarus fallax no presenta dimorfismo sexual ya que todos los ejemplares son hembras y se reproducen por partenogénesis. La forma virginalis no está claro de donde procede ya que en la naturaleza si se pueden encontrar machos de Procambarus fallax perfectamente reconocibles porque el primer par de pleópodos está modificado en forma de gonopodios como en el resto de los Cambaridae.

Acuario:
A partir de 20L por ejemplar aproximadamente. Nuestro acuario deberá presentar un fondo arenoso, de granulometría media. El acuario deberá presentar abundantes escondites para que estos cangrejos se sientan cómodos, para ello podremos emplear, troncos, piedras, tuvos de pvc, trozos de cerámica, etc. esta especie es bantante compatible con un acuario plantado eso si debemos de tener en cuenta que las plantas que elijamos sean de hojas duras y estén adecuadamente afianzadas porque si no servirán de comida para nuestro cangrejo.

Parámetros recomendados:
Temperatura recomendada: 18 – 28ºC. Óptimo 22 – 24 ºC.
Requieren aguas neutras – alcalinas con una dureza media con Gh superior a 8º.

 

Autor: guela

 

Alimentación:
Omnívoro oportunista, aceptará casi todo tipo de alimentos.

Comportamiento:
Para ser un cangrejo no resulta excesivamente agresivo pudiéndose mantener varios ejemplares juston siempre y cuando el volumen del acuario lo permita.

Reproducción:
La forma virginalis presenta una reproducción asexual, las hembras se pueden reproducir por partenogénesis (forma de reproducción basada en el desarrollo de células sexuales femeninas no fecundadas, es decir las hembras no necesitan un macho para que las fecunde). Esta forma sólo se conoce de los acuarios y de las emisiones secundarias en el medio natural en varios países como ya hemos citado anteriormente. Las poblaciones salvajes presentan grupos unisexuales biparentales. Estas diferencias en el modo de reproducción de las poblaciones salvajes frente a la forma virginalis pueden estar relacionadas con diferetes condiciones en sus hábitats si bien los estudios en este aspecto no resultan concluyentes. Algunos autores proponen que este linaje partenogenético proviene de una variedad de P. fallax bisexuales, aunque no no debe ser considerada como una especie separada, ni como una subespecie, sino como una “forma partenogenética” de esta variedad bisexual.  Aunque el término “forma” no está aceptado por el Código Internacional de Nomenclatura Zoológica (CINZ), parece apropiado, por el momento a modo de epíteto.

Notas:

Esta especie de cangrejos, además de estar especialmente dotada para adaptarse a casi cualquier ecosistema lo que la convierte en una especie con gran potencial invasor, es muchas veces portadora del hongo Aphanomyces astaci, una enfermedad letal que afecta a casi todas las especies de los géneros Procambarus y Cambarellus pero que no afecta a los Procambarus fallax.

Las esporas de este hongo se liberan en el agua pudiendose adherir  a adornos, plantas, salabres, etc. Pudiendo pasar de un acuario a otro, infectándolo inmediatamente. Lo mismo ocurre con los cambios de agua. Por tanto los aficionados que tengan estos cangrejos deben tratar el agua antes de ser desechada ya que puede ocasionar enfermedades en nuestras aguas locales.

Debido a su forma de reproducción, la forma partenogenética de P. fallax se considera como un invasor particularmente eficaz, ya que sólo un solo individuo es capaz de fundar una nueva población. Además de lo anterior mencionado, estos cangrejos son un transmisor potencial de la plaga de langosta Aphanomyces astaci por lo que estas dos características hacen de esta especie una amenaza especial para las especies de cangrejos de río indígenas, en resumen es una especie con la que debemos de ser muy cautos en el mantenimiento de este cangrejo, no siendo apto para los aficionados noveles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: