Consideraciones sobre tiendas de acuariofilia

¡Buenas noches! Viendo el éxito que hubo con esta entrada quería hacer algo similar sobre un tema candente que seguro que muchos aficcionados lo habrán considerado en algún momento, las tiendas de acuariofilia, nuevamente para esta entrada pedía la colaboración de usuarios de diferentes foros para que pudieran aportar su granito de arena y sus consideraciones sobre esta temática, espero que os guste. esta vez también participo como entrevistado y como siempre cualquier comentario y/o aporte por parte de los lectores será bien recibido, las preguntas de esta minientrevista son las siguientes:

1ª Ultimamente cada vez se ven más tiendas virtuales (on-line) de acuariofilia, muchas de ellas con especies que o son dificiles de encontrar en el comercio físico, o son más caras. Las ventajas de comprar por internet son obvias, pero también tiene sus desventajas. Sin entrar en nombres… ¿Tienda física u on-line? ¿Pros y contras?

2ª ¿Qué es lo que más te disgusta de las tiendas on-line? ¿Y de las físicas?

3ª ¿Qué crees que tiene más futuro? Física, on-line, ninguna jeje

4ª Y para terminar opinión personal sobre franquicias y tiendas de centros comerciales

Respuestas:

Ridculli, de los foros AcuarioRosa y Crustaforo:

1ª Si viviera en la ciudad optaría por tienda física sin ninguna duda, pero viviendo en el extrarradio acabo utilizando más las tiendas online. En las tiendas físicas tienes más soporte y verlo todo en vivo, en las online tienes la ventaja de la variedad y el acceso a especies menos comunes.

2ª Lo malo de las tiendas online es que es difícil reclamar, que puedes tener problemas con la empresa de transportes y si has pedido bichos no sabes como te pueden llegar si se retrasa.
En las tiendas físicas lo que pasa es que normalmente vas ‘a la aventura’, para lo bueno y para lo malo, puedes descubrir algo interesante o puedes no encontrar nada de lo que querías y haber hecho el viaje para nada.

3ªCreo que hay demasiadas tiendas online, y ya se empieza a notar, porque muchas se ven paralizadas. Las tiendas físicas deben ir cambiando, ya que el negocio no tiene nada que ver al de hace diez años, se va viendo como hay tiendas cambiando esta tendencia, intentando aunar lo bueno de las tiendas online y de las tiendas físicas (pedidos conjuntos, cuarentenas..).

4º Mi opinión es que no deberían de poder vender animales, deberían ser tiendas más enfocadas a materiales, recambios, etc, que es donde se puede sacar el partido y se pueden permitir bajar costes. El estado de los animales en la mayoría de estas tiendas suele dejar mucho que desear.

Isaac García, de los foros Planetacuario y Crustaforo:

1ª Pues depende, para algunas cosas sin duda alguna on-line, por la comodidad que te da el poder conseguir cosas “raras” para las tiendas convencionales. No te tienes que mover de casa y mientras estás sentado tranquilamente puedes ver miles de productos a golpe de clic (esto para quienes tienen una vida un poco caótica como yo la verdad es que va muy bien, o para gente que vive en zonas aisladas comercialmente hablando). Eso sí, si tienes la seguridad de que se trata de una tienda responsable, ya que de otra forma no tendrás la oportunidad de ver y tocar con tus manos aquello que compras y puede que no acabes satisfecho con tu compra. Sin embargo, pese a esta comodidad pienso que hay productos que es preferible comprarlos en tu tienda convencional. Como todo en la vida, hay casos y casos, pero a la hora de comprar seres vivos siempre hay más garantías cuando ves lo que te llevas. Para este tipo de compras las tiendas on-line te pueden vender cosas que no están a tu alcance en tiendas físicas pero a este pro hay que sumarle algunos contras: no ves lo que compras (y por tanto no eliges individuos, sólo números), no sabes en qué estado llegarán y a veces no sabes cuánto tardarán… a no ser como ya he dicho, que sepas que se trata de una tienda seria y sepas cómo trabajan, ahí la cosa cambia. Otro contra a veces muy importante son los portes. No es lo mismo que te cobren 25 euros de gastos de envío por comprar sólo 2 cangrejos que por comprar un filtro externo, dos sacos de abono, 20 peces y un set de 15 plantas (según qué quieras los gastos de envío se ven compensados o no). En cuanto a las tiendas físicas el mayor pro que tienen es que ves lo que compras y te llevas exactamente lo que quieres (a la hora de devoluciones o temas de garantías también son más cómodas), no hay esperas y, si tienes esa suerte, conoces al vendedor o propietario y hay un mejor entendimiento y una atención personalizada. Son factores de mucho peso. Sin embargo, aunque no es lo habitual, algunas tiendas on-line se caracterizan por el mismo trato personal, el contacto directo vendedor-comprador (con nombres y apellidos) y a veces tienes la suerte de que se trate de compañeros de foros que saben lo que manejan. Conclusión: casi depende más del vendedor y su profesionalidad que del formato de tienda en sí. Quien es profesional lo es en persona o por e-mail.

2ª Lo que más me disgusta de las tiendas on-line es no poder elegir directamente lo que compro, es decir, que si compro 10 gambas perfectamente me pueden mandar 10 machos… por poner un ejemplo, o algunos individuos con taras que de haberlos visto en una tienda física obviamente no habría comprado. Esto cuando trabajas con tiendas serias de muy buena reputación casi nunca ocurre, pero a veces pasa. Otra cosa que me molesta es que no te manden lo que has pedido (esto según con quién suele pasar mucho, con otra gente nunca, porque cuidan muy bien de sus clientes). Me cabrea mucho también gastarme 30 euros (por decir una cifra, a veces es más y a veces es menos) en gastos de envío, pero entiendo que de otra forma no podría conseguir estos productos… aun así me pica.
Lo que más me disgusta de las tiendas físicas (y aquí no hablaré de las tiendas de mi confianza ya que en estas tiendas estoy plenamente satisfecho) son los tenderos en sí. Muchas veces me he ido de una tienda porque he visto cómo delante de mí le vendían la moto a alguien y por esas no paso. Son las típicas anécdotas que muchos hemos escuchado: “sí, estos kois se pueden tener en la típica bola con piedras de colores” o “sí, sí, puedes tener escalares, guppis y gambas en el mismo acuario de 50 litros sin problemas” o “si metes una tortuguita o unos cangrejos con los peces no pasa nada” o mil y un casos más como estos. Esas cosas me revientan y normalmente no me muerdo la lengua (eso en una tienda on-line no me pasa nunca). A veces es más sutil, porque la verdad es que he puesto ejemplos muy bestias, pero hay tenderos que te hablan como si fuesen una eminencia en el campo de la biología y la veterinaria y no tienen ni p… idea. Eso es que me saca de mis casillas, primero el acoso para que compres y luego la ignorancia sobre lo que están hablando. En este caso también no es que sea culpa del formato de la tienda en sí, sino de la persona que te atiende y te quiere vender algo a toda costa. No me gusta la gente que asienta cátedra sobre lo que está vendiendo, lo suyo es que te den su opinión y su consejo, no que te metan algo por los ojos.

3ªCreo que en la era de las tecnologías la tienda on-line tiene todas las papeletas de llevarse la medalla de oro. No digo que las tiendas físicas desaparezcan ya que dan un servicio que nunca podrán dar las tiendas on-line, pero sí creo que desde hace un par de años las tiendas on-line proliferan como churros y cada vez lo harán más, se abaratarán los portes y el coste de los productos y ofrecerán más variedad. Sin embargo yo creo que el futuro está en los híbridos, como ya los hay, ya que puedes ir físicamente y llevarte lo que quieras y si no vives cerca tienes la opción de usarlas como tiendas on-line. Las que hay parece ser que van muy bien, yo apuesto por ellas. Lo que pasa es que para que funcionen bien el propietario debe tomarse la molestia de trabajar en la tienda y con los envíos de forma profesional en ambos casos. Normalmente para que este sistema funcione deben ser tiendas potentes. En países como Alemania muchas tiendas ya se han acostumbrado a trabajar así, grandes tiendas y curiosamente también pequeñas tiendas. En España también se empezarán a ver cada vez más (no íbamos a copiarles sólo en las cosas malas).

4ª Bueno, aquí se repite la máxima de “lo que hace bueno a un comercio no es el nombre, sino las personas”. Las franquicias son un negocio como cualquier otro, sólo que usan un nombre que generalmente va asociado a una línea de productos determinados y deja poco o ningún margen de maniobra. En ese sentido es malo porque limita las opciones, aunque la marca sea buena. De todas formas las franquicias las llevan personas, así que puede haber una tienda perteneciente a una franquicia donde da gusto ir y otra donde jamás volverías. Hay países donde las franquicias pertenecen a líneas comerciales muy potentes, que ofrecen productos y servicios con los que nadie puede competir, ya sea en calidad, variedad o precios. En mi entorno no tengo estas opciones de manera física, así que no puedo opinar mucho sobre la práctica, más bien teorizar, pero hay franquicias en otros países que me parecen de ciencia ficción, en el buen sentido, me encantaría visitar sus tiendas de vez en cuando. Y sobre las tiendas de centros comerciales la verdad es que no puedo decir nada bueno, lo cual no quiere decir que no las haya buenas, pero por lo general son lugares donde venden caro y rápido, cualquier cosa y a cualquier persona (desde mi experiencia personal) con lo cual veo preferible desplazarse a propósito a una tienda especializada, sea grande o pequeña o bien on-line. Creo que en general las tiendas de los centros comerciales son locales mata-bichos, como he dicho, salvo excepciones donde ves que les gusta lo que hacen y saben del tema.

Bat, del foro Planetacuario:

1ª A los que somos de otra generación nos maravilla el comercio on-line. La facilidad con que encuentras todo es impresionante. Solo te diré que cuando empecé en el mundillo de los acuarios, a principios de los años ochenta, la oferta de invertebrados se reducía a caracoles manzana y caridina japonica. Y estoy hablando de la ciudad de Barcelona. Los precios eran prohibitivos: mi primer caracol manzana me costó 300 pesetas, equivalente a unos ocho euros actuales. Una pequeña fortuna para un chaval de catorce años.

2ª Las tiendas virtuales son estupendas, pero tienen dos inconvenientes: a veces los ejemplares que anuncian los vendedores en sus webs tienen poco que ver con los que realmente llegan a tu casa; prodigios del Photoshop… La segunda cuestión tiene que ver con los problemas en los envíos; las quejas y reclamaciones se alargan en el tiempo. En eso son mejores las tiendas tradicionales: un cliente cabreado presencial es mucho más persuasivo que uno virtual.

Algunas tiendas presenciales me disgustan por su afán desmedido en vender a toda costa, sobre todo exprimiendo a clientes despistados. Entre el legítimo interés comercial y la estafa hay una linea muy fina. Esa abuela que viene a comprar un pececito rojo para su nieto y sale cargada con carísimos reactivos de KH y PH, de botes de bacterias que no necesita… algunas veces he intervenido. Son situaciones muy desagradables.
3ª En poco tiempo todas las tiendas presenciales venderán on-line. Muchas ya lo hacen. En un mundo global no puedes pagar las facturas vendiendo alpiste, guppies y hamsters a los vecinos de tu barrio. Las tiendecitas tradicionales que no se especialicen y no se adapten a la Red están condenadas a desaparecer.

4ª Los acuaristas experimentados suelen despreciar las grandes superficies. Creo que es un error. Camuflados entre toneladas de tortugas de Florida, carpines rojos o platys se encuentran tesoros: endlers de coloración desconocida, CRS, propinquas o gambas filtradoras a precios irrisorios. La cuestión no es preguntar a las dependientas, sino aparecer en el comercio cuando llegan los envíos de animales vivos y escudriñar todas las bolsas. A veces nos encontramos varios “cazatesoros” al mismo tiempo y echamos unas risas.

Para terminar, permíteme mencionar la modalidad de “compra” que me resulta más gratificante: el trueque. Prescindir de intereses económicos e intercambiar animales y experiencias con otros compañeros me llena de energía positiva. Una anécdota: este verano estuve fuera de casa todo el mes de agosto y cuando regresé mis musgos estaban muertos. Publiqué un anuncio de compra en un foro y al día siguienter tenía mensajes de una decena de compañeros regalándome todos los musgos que necesitara. Esos gestos no se pagan ni con todo el dinero del mundo.

Guela, un servidor:

1ª Personalmente prefiero física, pero en ocasiones por temas de presupuesto opto por online, también según para qué cosas, algo que para mi no tiene precio es poder ver lo que realmente compro y en qué condiciones se encuentra, es uno de los baremos que yo uso para juzgar una tienda y otra es la atención personal, por contra si quieres variedad de productos y precios bajos es muy dificil de encontrar en una tienda física, algo que si que da la online que tienen gran cantidad de especies, plantas, productos, equipamiento, etc… Pero no ves lo que compras y el trato es otra historia… La pescadilla que se muerde la cola, en fin creo que tanto físicas como online tienen sus pros y contras pero creo que es ahí un vendedor competente puede marcar las diferencias tanto en comercio físico como online.

2ª Lo ya comentado antes, no ver lo que compro, considero que un buen comercio online debería utilizar fotos (o videos) de las especies que vende, sin embargo lo que veo que abundan son comercios online con fotos de especimenes sacadas de internet (de foros, blogs, incluso tirando de google) y las pongan en su web con el logotipo de la tienda. ya no por el feo de la foto si no porque en el fondo se está comerciando con seres vivos, qué mínimo que enseñar como son los que tienes… Hablo en general…

De las físicas… Pues a ver no soy mucho de comprar pero miro bastante (y también me da por escuchar) y abundan tiendas que no me gusta lo que veo ni lo que oigo. Salvo un par de excepciones abunda la desinformación y afán de comisión por parte de ciertos empleados, entiendo su postura porque yo he currado de comercial con comisión y es una mierda, pero creo que existen ciertos límites. De las tiendas que más frecuento lo único que podría achacarles es el precio, pero claro hay que mantener el local y eso cuesta.

3ª Algo mixto, creo que las tiendas físicas tenderán a especializarse, ya que los propios aficionados tienden a especializarse (betteros, gamberos, killiofilos, cíclidos, un largo etc) Las tiendas físicas no creo que puedan subsistir vendiendo guppys por tanto creo que se especializarán teniendo además su tienda online. Las online creo que hay demasiadas, las que al final creo que se llevarán el gato al agua son las que tengan mayor variedad, mejor trato y con mejores portes de envío.

4ª La combinación animales, centro comercial, familias con niños debe ser muy rentable al ver cómo prosperan… Como en todo habrá tiendas y tiendas, pero en vez de tiendas de acuariofilia algunas parecen pescaderías. No me gustan ni por el personal ni por el concepto aunque he de decir que alguna vez encuentras alguna cosa rarura a buen precio.

Bueno pues hasta aquí hemos llegado creo que en general todos hemos dicho verdades y leyendo entre lineas creo que se pueden sacar buenas cosas de esto, gracias a todos rid, Isaac y Bat por colaborar. Buenas noches 😉

Anuncios

7 responses to this post.

  1. Posted by paco mora on abril 28, 2013 at 7:45 am

    Muy bueno el tema Guela,,,,mi humilde opinión no dista mucho de la tuya,hoy en día no queda de otra que especializarte o caer,si bien aun los portes del extranjero salen caros,en tiendas online Españolas no es así,ya hay tiendas que por menos de 10 euros te ponen en casa 20 kilos de material,cajas de poliespan y parches de calor incluidos,el trato telefónico es agradable y muchas veces técnico,muchas por no decir miles de veces son las que tiendas o cadenas de tiendas el que te atiende no tiene ni idea (no digo tendero por que no los considero así) en definitiva hoy prima la economía y el trato,así como animales,plantas o artilugios mas o menos frecuentes de encontrar,muchas de estas tiendas son físicas también y siempre están las que por comentarios con amigos o foros sabes que son auténticos especialistas y con grandes conocimientos,estas ultimas son las que creo estarán muchos mas años,ya que como he dicho,y tal como están las cosas el tema monetario es lo primero por desgracia.
    Lo dicho un tema que daría de que hablar muchísimo,un saludo

    Responder

  2. Posted by Bat on abril 28, 2013 at 10:29 am

    Un tema polémico y sin embargo bastantes coincidencias en las respuestas. Me quedo con una frase: ” Algunas tiendas de acuariofilia parecen pescaderías…” 🙂

    Responder

  3. Sí parece que hay bastante coincidencia ^^ opino como paco-m que de esto habría mucho que hablar y, por cierto, cómo me alargo por dios… Nota mental: ser más escueto 🙂

    Lo de las “pescaderías” es demoledor, jajaja (+1).
    Gracias Mario por hacer estas cosas que hacen la vida acuariófila más interesante.

    Responder

  4. Gracias a vosotros por contestar las preguntas jejejeje, sois quienes lo haceis posible 😉

    Responder

  5. Mira, a raíz de este asunto tenemos un caso práctico muy reciente con lo que comentaba el compañero Mauel en PlanetAcuario. Compró unos ejemplares de, supuestamente, Filopaludina sumatrensis polygramma (un caracol bastante raro) en una conocida tienda de Alicante que vende on-line también y parece ser que no se trata ni mucho menos de esa especie. La foto que muestra la tienda es una foto de internet (no de los ejemplares que tienen en tienda) y los caracoles que pidió Manuel tienen un precio de 2,67 €/unidad, mientras que los que le han mandado tienen un precio de 1,95 €/unidad (en el mejor de los casos porque creo que le han mandado otros que ni siquiera son esa especie, sino que son Melanoides granifera, con lo cual son más baratos o más comunes, como lo queramos ver). Y supuestamente esta tienda tiene un buen nombre, pero… se han colao. Es un tema delicado a veces.

    Responder

  6. Debo añadir que, respecto a lo que he comentado anteriorente, José Luis, el dueño de la tienda que le vendió los caracoles a Manuel, se ha personado en el foro y se ha comprometido a subsanar el error sin coste alguno para Manuel. Aquí también vemos una buena predisposición de la tienda a arreglar aquello que no está bien, aunque sea on-line, Y vemos también cómo yo tengo los dedos demasiado rápidos y los puse un poco a parir sin darles tiempo ni a una réplica 😛 así que desde estas líneas les pido disculpas al equipo de la tienda (ya lo he hecho en el foro pero creo que es de recibo corregirme a mí mismo cuando la tienda sí que se ha hecho responsable y va a hacer lo posible por dejar satisfecho al cliente).

    Responder

  7. Posted by bat on abril 30, 2013 at 1:27 pm

    Yo también me di cuenta que esos misteriosos Filopaludinas eran los melanoides de concha corta de toda la vida. Pero por prudencia no dije nada: pensé que la especie habría cambiado de nomenclatura científica.

    Todos nos equivocamos y lo importante es rectificar. El comportamiento de ese vendedor es ejemplar y es posible (aunque improbable) que siendo un aficionado experimentado no se diera cuenta. Pero tampoco nos pasemos de ingenuos: si Isaac no levanta la liebre habría vendido peras por manzanas hasta el fin de los tiempos.

    Ya sabía yo que este tema se convertiría en hilo-butifarra… 🙂

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: