Posts Tagged ‘caracoles’

Fotos de Taia naticoides

Buenas lectores!!

 

Últimamente ando un poco liado pero prometo que habrá nuevas entradas en el blog con más chicha próximamente, de momento entrada rápida para enseñaros un par de fotos de esta belleza de caracoles, Taia naticoides.

 

CSC_0390

CSC_0389

Ficha Tylomelania spp.

 

Nombre científico: Tylomelania spp. (Incluye las diversas especies del género)

Nombre común: “Caracol elefante” “Tylomelania” o “Caracol conejo”

Clasificación:

Reino: Animalia.
Filum: Mollusca.
Clase: Gastropa.
Orden: Cerithioidea
Familia: Pachychilidae
SubFamilia: Tylomelania

Distribución:
Asia. Indonesia, en la isla de Célebes, actualmente llamada Sulawesi, en los lagos de la isla.

 

Biotopo:
Habitan en lagos profundos de fondos arenosos. Estos caracoles se encuentran a distintas profundidades pero tienen una clara preferencia por las zonas inferiores.

Morfología:
Los caracoles del género Tylomelania tienen la concha levógira, en forma cónica y alargada, muy dura, pesada y estriada, presentando una cabeza con la típica forma de lengua. Sus conchas, de coloración, estriado y tamaños variables (entre 7 y 15 cm), son extremadamente duras y pesadas lo que ocasiona la baja velocidad de este caracol. Además de disponer de un delgado opérculo.

Dependiendo de la especie y población el color de la concha varía entre negro y diferentes tonos de marrón, sin embargo el color del cuerpo presenta unas coloraciones más llamativas combinando colores como amarillo, naranja, marrón, negro (según la especie). Su tamaño puede variar de 7 cm a 15 cm según la especie.

 

Dimorfismo sexual:
No presentan dimorfismo sexual apreciable.

Acuario:
A partir de 30-40L aproximadamente. Nuestro acuario deberá presentar un fondo arenoso, de granulometría media-baja para facilitar el movimiento de estos caracoles. Añadiendo rocas lisas, podemos utilizar lajas de pizarra para tal efecto, con algunas de ellas plantadas con musgos, si bien es cierto, hay que añadir que alguna de estas especies a veces no respetan las hepáticas. Debemos contar con que no son especies idóneas para mantener en acuarios plantados ya que muchas veces se alimentan de las plantas, aunque existen algunas plantas como la Cladophora o las Anubia que son ignoradas por estos caracoles.

Parámetros recomendados:
Temperatura recomendada: 26 – 30ºC. A temperaturas inferiores ralentizan su actividad y no se reproducen.
Requieren aguas alcalinas con una dureza y mineralización baja. Valores difíciles de reproducir en nuestros acuarios por lo que se recomiendan valores de ph entre 7,5 – 8 con un Gh superior a 5.

 

Alimentación:
En la naturaleza se alimenta de algas. En nuestros acuarios aceptará vegetales hervidos (espinaca, guisantes, zanahoria, etc), pastillas de fondo o piensos.

Comportamiento:
Extremadamente pacífico. De hábitos crepusculares y nocturnos se desplazan de forma lenta por fondo del acuario principalmente. Conviene mantenerlos en acuarios específicos o con especies similares ya que pueden salir mal parados en la competición por el alimento.

Reproducción:
De reproducción sexual, presenta sexos separados, son especies ovovivíparas, donde las crías nacen completamente formadas de huevos que ha estado gestando la hembra. Estos huevos eclosionan a los pocos minutos de ser expulsados. Las crías se alimentan básicamente de algas y su crecimiento es muy lento.

 

 

Ficha Melanopsis tricarinata

Autor: guela

Nombre común: “Caracol de triple carena”.

Clasificación:

Reino: Animalia.
Filum: Mollusca.
Clase: Gastropa.
Orden: Sorbeoconcha.
Familia: Melanopsidae.
Género: Melanopsis.

Distribución:
Endemismo ibérico, concretamente del levante español, especialmente en la Comunidad Valenciana.

Biotopo:
Habitan tanto en aguas duras con corrientes como estancadas, en sustratos duros o cenagosos.

Morfología:
De concha cónica, sólida, de tamaño muy variable de unos 3cm. Exiten dos morfotipos, el morfotipo dufouri presenta un perfil ondulado, casi sin surcos ni abombamientos. El morfotipo tricarinata presenta un perfil de triple carena que da el nombre a esta especie. La concha presenta una coloración pardo rojiza mientras el cuerpo presenta una coloración grisácea.

Dimorfismo sexual:
No presentan dimorfismo sexual apreciable.

Acuario:
Se recomienda acuarios de más de 15L, bien oxigenados con sustrato de granulometría de fina a media.

Parámetros recomendados:
Temperatura 15 a 27ºC. Óptimo 20º C.
pH entre 7 a 8.
Gh de 7 a 20.

Autor: guela
Alimentación:
Acepta cualquier tipo de alimentación, preferentemente de origen vegetal, comida en gránulos, pastillas de fondo, espirulina, etc. Estos caracoles pueden resultar incompatibles con acuarios plantados ya que pueden alimentarse de plantas y brotes tiernos.

Comportamiento:
Pacífico. De lento movimiento, deambula por el acuario alimentándose de algas y restos vegetales. ocasinalmente se entierra entre el sustrato de acuario.

Reproducción:
Especie dioica y vivípara. Es decir existe una diferenciación entre sexos y no ponen huevos si no que paren directamente una cría de un par de milímetros cada vez. Existen fuentes que indican que esta especie es dificil de reproducir en acuario ya que según las mismas precisan de agua salobre si bien, por propia experiencia he de concluir que esta especie se reproduce enteramente en agua dulce y que su reproducción en cautiverio es perfectamente factible. A continuación una foto de una de estas crías nacidas en cautividad.

Ficha y fotos realizadas por  un servidor.

Mirando de cerca

Cuando alguien observa un acuario generalmente busca peces de vivaces colores, pululando entre nuestros cinco cristales, cuando no los localiza su expresión cambia y pregunta decepcionado “¿Está vacío? ¿Sólo hay plantas?

Muchos habitantes de nuestros acuarios son sólo visibles al ojo curioso que busca entre plantas, grava y en los rincones más insospechados. Pequeños invertebrados que pueblan por doquier nuestros acuarios. Cuando los vemos por primera vez nuestras reacciones son de lo más diversas y pasan desde la sorpresa y la curiosidad, hasta el rechazo y el deseo de exterminar aquello que no conocemos  y que pensamos que puede dañar a los habitantes de nuestros acuarios.

La perspectiva de este mundo entre cristales cambia cuando lo miramos de cerca, briofitos, algas y toda clase de invertebrados cambian de aspecto cuando nos acercamos con un macro y aunque ni la cámara ni el cámara somos muy buenos me gustaría compartir esta perspectiva diferente de un pequeño acuario de 15l donde los pequeños filamentos de musgo se convierten en praderas sin igual.

O en redes intrincadas que crecen unas sobre otras buscando la luz.

Donde cualquier piedra se convierte en el soporte perfecto para sustentar praderas de algas donde “pastan”, como milimétrico ganado, una pléyade de pequeños crustáceos, posiblemente ostracodos, que de cuando en cuando comienzan a nadar en originales volteretas.

Resultan tan imperceptibles que solo en movimiento se descubren, pero con un poco de ojo, podemos verlos en los sitios mas insospechados, entre la grava por ejemplo.

O de transeúntes sobre las conchas de los moluscos.

Pero no todos estos pequeños habitantes resultan tan sutiles a nuestra vista, otros seres pueblan nuestros acuarios y muchos de ellos presentan aspectos mucho más extravagantes.

Por ejemplo las hidras de agua dulce, que viven ancladas a los cristales, extendiendo sus tentáculos cargados de células urticantes con la esperanza de capturar pequeños organismos que paralizarán y se llevarán a la boca, procederán a digerirlo y expulsarán los restos nuevamente por la boca.

Si bajamos un poco más nuestra mirada entre la grava podemos ver una multitud de caracoles de las más diversas especies que con su rádula raspan la grava y los cristales alimentándose de las algas y los desechos de nuestros acuarios. Donde Melanoides, Planorbis y pequeños Physas se arrastran como pequeños blindados por nuestros acuarios.

La verdad es que resulta curioso lo que una cámara normalita y un ojo curioso pueden encontrar en menos de 15 litros de agua en unos minustos, un acuario pequeño para habitantes pequeños, habitantes que muchas veces son tratados como plagas por gran parte de los aficionados a la acuariofilia, pero que más bien conforman una parte importante de nuestros ecosistemas caseros y digo importante porque a pesar de su tamaño muchos de estos seres desempeñan funciones importantes, siendo la diversidad en nuestros tanque una de ellas.

Para finalizar os quiero mostrar dos últimas fotografías para que os hagais una idea del tamaño de estos invertebrados en comparación con un “Planorbi gigante” en este mismo acuario, que de gigante no tiene nada, es lo que tiene mirar de cerca.

Espero os haya gustado.