Posts Tagged ‘compatibilidad’

Especies de peces compatibles con gambas

Esto podría ser perfectamente la continuación de una entrada que hice hace casi ya un año, sobre la compatibilidad de mantener peces con pequeñas gambas y camarones. La verdad es que no es un asunto especialmente sencillo porque la gran mayoría de los invertebrados de agua dulce forman parte, en mayor o menos medida, de la dieta de los peces dulceacuícolas, es por ello que para introducir especies de peces que sean completamente compatibles con nuestras gambas deberemos elegir aquellas especies cuyas dietas sean basicamente detritívoras o vegetarianas. En uno de mis gambarios decidí meter algún pez que pudiera convivir bien con las gambas y más o menos estos son los que barajé.

Gyrinocheilus aymonieri

Foto extraída de Internet

El Gyrinocheilus aymonieri de la familia de los Gyrinocheilidae. En cautiverio esta especie puede alcanzar los 15-17 cm por lo que precisa de acuarios voluminosos. Dada su vivacidad y su tamaño pueden resultar poco cómodos para mezclarlos con invertebrados, siendo juveniles su dieta está basada en algas y vegetales por lo que resulta en ese aspecto una especie adecuada para la compatibilización.

Corydoras pygmaeus

Foto extraída de Internet

Este pequeño siluriforme de la familia callichthydae mide entre 2,5 y 3 cm, característica que lo convierte en un compañero ideal para camarones en tanques de mediano tamaño (de 40L para arriba). Son peces vivaces de cardumen que rastrearán el fondo de nuestro acuario en busca de alimentos. Su alimentación es variada y omnívora pero dado el tamaño de su boca no supondrán ningún peligro para nuestras gambas.

Beaufortia leveretti

Foto extraída de Internet

De la familia balitoridae estos peces con un aplanado drosoventral provienen de China y Vietnam, de promedio en cautiverio miden poco más de cinco centímetros, viven en arroyos por lo que conviene que estén en acuarios de unos 30-40L con una escorrentía media-alta bien oxigenadas, algo que puede resultar inconveniente ya que las corrientes fuertes causan tensión en los camarones, defecto que se compensa con una alimentación vegetal aunque también admite alimentos comerciales.

Gastromyzon punctulatus

Foto extraída de Internet

Otro balitoridae como el anterior, con unos requerimientos y unas características muy similares al B. leveretti.

Hara jerdoni

Foto extraída de Internet

Pequeño sisaridae de unos 3cm de largas espinas en sus aletas. Especie extremadamente tímida y nocturna, de escasa actividad, puede virvir en pequeños volúmenes pero se muestra más activo en acuarios de mayor volúmen. De alimentación omnívora acepta una variedad amplia de alimentos si bien es posible que pueda alimentarse de una gambita recién eclosionada despistadilla, pero dudo que las bajas sean significativas.

Heterandria formosa

Foto extraída de Internet

De la familia poeciliidae, es un pequeño ovovivíparo muy sencillo de mantener de uno 2,5 cm de media. Vive en aguas tranquilas pantanosas con abundante vegetación. Los machos persiguen contantemente a las hembras en un intento de fecundarlas pero estas son capaces de almacenar el esperma durante largos períodos y utilizarlo cuando las condiciones sean óptimas. Son bastante compatibles con los camarones máxime si los mantenemos en acuarios bien plantados, aunque como omnívoros que son si alguna gambita les cabe en la boca puede que la depreden pero no de forma sistemática.

Stiphodon sp.

Foto extraída de Internet

La mayoría de las especies del género Stiphodon resultan adecuadas en convivencia de camarones. De tamaño medio estos Gobiidae son unos grandes consumidores de algas. Los machos de las diferentes especies presentan una hermosa coloración con diferentes patrones y pigmentación. Precisan acuarios de tamaño medio-grande donde puedan alimentarse comodamente de las algas, por contra es un poco dificil de conseguir en el mercado.

Ancistrus sp.

Foto extraída de Internet

Todo un clásico. Estos loricáridos están aplanados dorsoventralmente, presentando una serie de barbillones duros en la parte frontal de su cabeza típicos de su género. Son peces pacíficos con un tamaño que rara vez supera los 12 centímetros por lo que será preciso alojarlos en acuarios de volúmes medio-altos. Basicamente vegetariano aceptará diferentes tipos de evrduras y hortalizas así como  alimento comercial. Para mantener esta especie es conveniente ofrecerle encondites en el acuario y que este presente troncos naturales de los que extraerán la celulosa que necesitan.

Boraras, microrasboras y rasboras

Fotos extraídas de Internet

La típica convinación peces y gambas. Por su pequeño tamaño, colorido y que forman cardúmenes estos pequeños peces pueden ser mantenidos con nuestras gambas, son los peces de moda en nano acuarios, personalmente me son simpáticos pero hasta ahí. Dada la variedad de especies que hay pueden dar mucho juego, para gustos colores.

Poecilia wingei

Foto extraída de Internet

Este poecílido de tamaño pequeño (los machos miden alrededor de 2 cm y las hembras un poco más) presentan una coloración y vivacidad que los convertirá en los reyes del acuario. Son peces fáciles de encontrar que presentarán distintos colores y patrones dependiendo del tipo y de las hibridaciones que determinadas lineas de sangre hayan sufrido. Son peces de sencillo mantenimiento, muy prolíficos, ideales para novatos o aficionados enamorados de estos ovoviviparos. No me voy a extender en su mantenimiento porque hay multitud de fichas subidas en internet, pero cabe decir que son omnívoros pero no suelen depredar a los invertebrados ni a sus propios alevines, aunque hemos de asumir que alguna gamba despistada puede caer.

Otocinclus affinis

Foto extraída de Internet

Estos loricáridos procedentes de la cuenca del Amazonas presentan un cuerpo fusiforme aplastado dorsoventralmente, miden alrededor de los 5 cm y resultan ideales para mantener en acuarios de tamaño medio. Su dieta es mayoritariamente hervívora pudiendose alimentar de algas, vegetales y alimento comercial para peces de fondo. Precisan aguas de buena calidad, con corriente y bien oxigenadas. Su aclimatación puede resultar delicada por lo que se recomienda que se haga lentamente.

Bueno pues hasta aquí llega esta entrada, espero que os haya gustado, seguro que me dejo un montón de especies en el tintero que pudieran ser compatibles con el mantenimiento de camarones de agua dulce pero así a bote pronto no me vienen más a la cabeza, espero que esto os ayude a la hora de elegir peces en el caso de que mantener sólo gambitas no sea de vuestro agrado. ¡Un saludo lectores!

Anuncios

Peces Vs Gambas

Cada vez veo mas consultas en diferentes foros sobre la compatibilidad de mantener peces con gambitas y creo que este tema se merece unas líneas al respecto.

A unos les gustan más los peces, otros preferimos los invertebrados y hay unos terceros que les gusta mezclar un poco de todo. ¿Qué puede salir de este batiburrillo? Pues generalmente nada bueno. Cuando adquirimos un animal hay que informarse previamente sobre las necesidades y compatibilidades de este, porque si no, podemos descubrir que nuestras queridas y recién compradas gambitas terminan siendo el aperitivo ideal para nuestros peces.

Seguro que muchos de los lectores aquí presentes habrán descubierto post de aficionados a la acuariofilia lamentándose porque sus escalares han devorado a sus cherrys o a algún pobre novato que su betta acaba de partir en dos a sus CRS de grado SSS recién compraditas a precio de oro. Pensareis que estoy de coña pero al novato que se dejo el dinero y a las crystals devoradas no les hizo gracia.

Microrasbora galaxy comiendose una cría de red cherry, cedida por Óscar Pereiro

La verdad es que hay muy pocos peces que sean 100% compatibles con pequeñas gambas. Partimos de la base que la mayoría de los invertebrados forman parte de la cadena trófica de los peces y las gambitas no son una excepción, solo hay que ver lo tímidas que se muestran en compañía de peces. A la hora de introducir gambas enanas con peces debemos tener en cuenta muchos factores, si las especies que mantenemos son estrictamente herbívoras no deberíamos temer por nuestras gambas, el género Otocinclus, junto con los ancistrus y pletoscomus serían una buena opción. Otra historia será si las queremos mantener con peces carnívoros u omnívoros, en ese caso les estaremos ofreciendo nuestras gambas para darse una buena mariscada, en mayor o menor grado. Hay que tener en cuenta que la mayor parte de los peces que mantenemos en acuarios se alimentan a base de alimentos desecados y que nunca le harán ascos a variar su dieta. Especialmente hemos de tener cuidado con mezclar nuestras gambas con especies depredadoras como puedan ser cíclidos, laberíntidos o discos, ya que con casi toda seguridad acabarán con nuestras decápodas. Cuando mezclemos este tipo de peces con gambas habrá que tener en cuenta que tendremos bajas, ya sea en forma de gambas adultas o de zoeas, por tanto hay que tener en cuenta que con casi toda la seguridad se producirán baja.

Hembra de betta comiendose red cherry

¿Se podría mantener gambas enanas con peces si se les ofrecen suficientes refugios?

Claro que se puede, pero hemos de asimilar que casi todas las especies de poecílidos, carácidos o ciprínidos podrán causar bajas en nuestras poblaciones gambas de vez en cuando, aunque por norma no las acosarán hasta acabar con ellas, si que depredarán a muchas de sus crías, es más esto puede ser beneficioso en el caso de gambas con un índice de repoducción elevado si deseamos controlar su población. Mucho musgo de java y escondrijos mejorarán las probabilidades de supervivencia de nuestras gambas pero no evitarán las posibles bajas, sobre todo en acuarios pequeños donde nuestros invertebrados les será difícil escapar.

En el su medio natural muchas gambas y camarones optan por ocultarse para evitar ser depredadas, esto en nuestros acuarios les es prácticamente inviable ya que la mayor parte de las decápodas que podemos mantener han sido previamente seleccionadas genéticamente para mostrar una coloración que, en estado silvestre, provocaría que fueran el blanco perfecto de cualquier depredador. Por tanto si queremos mezclar peces con gambas habremos de tener en cuenta que, aunque no lo veamos, habrá bajas entre nuestras gambas y sus crías y que estas se mostrarán más tímidas que si las mantenemos en un acuario propio.